Para una larga y saludable vida de nuestros animales

La gelatina, los péptidos de colágeno y los subproductos puros que se generan durante su fabricación, como grasas, proteínas y minerales (GPM), juegan un papel esencial en la preparación de alimentos muy nutritivos para animales. Los productos GPM tienen una elevada demanda en la industria de la alimentación animal porque las grasas puras son una excelente fuente de energía. Además, estos ingredientes son muy puros, altamente nutritivos y, por tanto, muy adecuados para alimentos para animales.

 

La gelatina se añade a productos de alimentación principalmente por sus propiedades hidrofílicas. Su consistencia gelatinosa mantiene la unidad y forma de los alimentos, facilitando su transporte y alargando su vida útil.

Cuando los alimentos para animales se enriquecen con vitaminas, la capa de gelatina también protege a dichas vitaminas del contacto directo con la luz y el oxígeno. Otro efecto positivo: añadir gelatina a su comida garantiza que el pelaje de nuestros amigos de cuatro patas luzca lustroso.

La proteína hace que los alimentos sean fáciles de digerir y de asimilar por el organismo. Las personas que prefieren preparar ellas mismas los alimentos para sus animales, no tienen por qué renunciar a estas propiedades de los péptidos de colágeno que favorecen la salud de las mascotas.

Los péptidos de colágeno también se encuentran disponible como suplemento nutricional en forma de cápsulas especiales para animales. Los animales reabsorben muy bien estos péptidos específicos, que les ayudan a prevenir la artritis o las etapas preliminares de la osteoporosis.

Un cuidado y tratamiento óptimo garantizan que nuestras mascotas vivan mucho más tiempo, aunque esto provoca que las dolencias relacionadas con la edad sean comunes ya no sólo en seres humanos, sino también en animales.

Sin embargo, con una nutrición y cuidados adecuados, cualquier animal puede mantenerse ágil y sin sufrir dolores hasta una edad muy avanzada. Los péptidos de colágeno desempeñan un papel esencial en esto.

Añadir péptidos de colágeno a los alimentos no es solo beneficioso en la vejez. Los veterinarios recomiendan que se les dé a cachorros como profilaxis para mantener su esqueleto resistente y flexible. Esta es una práctica habitual en los deportes ecuestres: los criadores de valiosos caballos de carreras alimentan a los potros con péptidos altamente nutritivos desde el nacimiento para fomentar el desarrollo óseo a medida que crecen. Los péptidos de colágeno se dan también a animales adultos junto a su alimentación habitual para fortificar y estabilizar sus estresadas articulaciones. Al igual que en perros y gatos, la gelatina también ayuda a prevenir dolencias relacionadas con la edad y genera cartílago, garantizando así que el vínculo afectivo con el animal se prolongue durante una larga y saludable vida.