Natural y única

La gelatina ha demostrado su versatilidad en aplicaciones para la industria farmacéutica y la medicina, tanto en la producción de píldoras y comprimidos o como componente de vendajes, esponjas hemostáticas o sustitutos del volumen sanguíneo.

Materia prima para la industria farmacéutica

La gelatina es una importante materia prima utilizada en la producción de cápsulas duras y blandas, comprimidos con recubrimiento entérico y comprimidos efervescentes. Los fabricantes aprovechan sus propiedades únicas para gelificar, servir de adhesivo y crear películas. Medicinas que se administran vía oral y los suplementos dietéticos en particular, están protegidos de la luz, la humedad y el oxígeno por cápsulas o comprimidos con gelatina, que les proporcionan una mayor vida útil. Los consumidores se benefician de una dosis segura y una ingesta cómoda porque los comprimidos cubiertos con gelatina son más fáciles de tragar. También es importante que la gelatina prácticamente no tiene potencial alergénico y, como producto natural, se tolera bien.

pharmaceutical industry
Salvavidas en medicina

La gelatina es una importante materia prima utilizada en la producción de cápsulas duras y blandas, comprimidos con recubrimiento entérico y comprimidos efervescentes. Los fabricantes aprovechan sus propiedades únicas para gelificar, servir de adhesivo y crear películas. Medicinas que se administran vía oral y los suplementos dietéticos en particular, están protegidos de la luz, la humedad y el oxígeno por cápsulas o comprimidos con gelatina, que les proporcionan una mayor vida útil. Los consumidores se benefician de una dosis segura y una ingesta cómoda porque los comprimidos cubiertos con gelatina son más fáciles de tragar. También es importante que la gelatina prácticamente no tiene potencial alergénico y, como producto natural, se tolera bien.

Las píldoras duras se elaboran con su característica forma de cilindro desde 1897. Generalmente, están compuestas entre un 80 y un 85 por ciento de gelatina y alrededor de  un 10 y un 15 por ciento de agua. También pueden contener otros ingredientes como colorantes.

Las cápsulas duras se empleaban tradicionalmente con medicinas en polvo y granuladas. Gracias a las modernas técnicas de producción, es también posible rellenarlas con líquidos y pastas.  El proceso de elaboración tiene dos partes: la primera, en la que se producen y se encajan las dos mitades vacías de la cápsula, conocidas como cuerpo y cabeza. Después, cuando llegan al productor farmacéutico, se abren de nuevo, se rellenan y se sellan firmemente otra vez.

Las cápsulas duras son resistentes y elásticas. Las píldoras o comprimidos de gelatina proporcionan una protección eficiente contra influencias del entorno como el oxígeno o la humedad, que podrían reducir o modificar el efecto de los ingredientes activos. Estas cápsulas solo se disuelven y liberan los ingredientes activos en el tracto digestivo. La fina cubierta de gelatina facilita la administración vía oral y también enmascara los sabores u olores desagradables de algunos componentes. Las píldoras se pueden teñir en uno o dos colores utilizando tintes especiales aprobados para uso farmacéutico, lo que no solo ayuda al consumidor a diferenciar entre varias medicinas, sino que también puede ayudar a proteger ingredientes sensibles a la luz.

Otra ventaja de las cápsulas duras es que amplían la vida útil de los ingredientes de la fórmula deseada. Esto es también aplicable a los comprimidos blandos. Cerca de un 90 por ciento de la gelatina farmacéutica se utiliza en la producción de comprimidos duros y blandos.

A diferencia de las píldoras o comprimidos duros, las cápsulas blandas de forma convexa se moldean en una pieza y tienen paredes más gruesas. Son más suaves y flexibles y se llenan normalmente con ingredientes activos en forma de aceite o pasta. La elaboración y relleno de las cápsulas tiene lugar en un único paso de producción. De forma similar a las duras, estas cápsulas blandas de gelatina protegen a los ingredientes sensibles de la luz y el oxígeno, facilitan la administración vía oral y enmascaran sabores u olores desagradables.

Las cápsulas blandas permiten a los fabricantes dosificar con precisión sustancias líquidas como vitaminas con base de aceites. Utilizando fórmulas basadas en el aceite, es posible combinar muchos ingredientes activos en una única cápsula. Al igual que las cápsulas duras, las blandas no tienen sabor ni olor, y gracias a su suave superficie son fáciles de tragar.

Las cápsulas blandas pueden elaborarse en una gran variedad de formas y colores y por este motivo son muy populares como medio para dividir productos cosméticos en porciones individuales. Por ejemplo, una aplicación de las cápsulas blandas en la industria cosmética es la fabricación de bombas de baño. También pueden ser empleadas para cremas, pomadas y aceites para la piel. En este formato, las cápsulas blandas también ofrecen protección a los componentes sensibles al deterioro por exposición a la luz o al oxígeno y permiten desarrollar formas de aplicación que se adapten perfectamente a las demandas de fabricantes y consumidores.

Se puede aplicar una capa de gelatina a las pastillas mediante un proceso de bañado. La cubierta de gelatina de los denominados comprimidos recubiertos, logra que sean más duros y más estables. Además, los comprimidos recubiertos pueden secarse e imprimirse para diferenciarlos y facilitar su reconocimiento. Son, además, más fáciles de tragar gracias a su superficie suave. El recubrimiento también ofrece protección de la luz y el oxígeno y enmascara posibles sabores u olores desagradables.

Varios tipos de gelatina farmacéutica y los péptidos de colágeno pueden ser utilizados como agentes de secado y mezcla en la producción de pastillas efervescentes de vitaminas y otros productos en polvo, solubles en agua. Dado que las vitaminas están rodeadas de gelatina, quedan protegidas por un efecto de larga duración contra la luz, el oxígeno y la humedad, agentes que pueden alterar o reducir potencialmente la efectividad del medicamento.

 

Se pueden utilizar procesos especiales de secado para crear un polvo que pueda disolverse en líquidos calientes y fríos. Al mismo tiempo, el polvo puede ser compactado en formas sólidas con una gran estabilidad, como las pastillas efervescentes.

¿Por qué apostamos por la gelatina?
  • Propiedades únicas

    Gracias a sus propiedades tecnológicas y biofarmacéuticas únicas, la gelatina es un excipiente muy importante y versátil para aplicaciones farmacéuticas. Hasta la fecha, ningún otro polímero natural o sintético es capaz de proporcionar tal versatilidad en aplicaciones médicas y farmacéuticas.

  • Alta protección

    Las cápsulas de gelatina proporcionan amplia protección a los componentes que contienen ya que les protegen de los efectos de la luz, el oxígeno atmosférico y la contaminación, además de inhibir el crecimiento microbiano.

  • Etiqueta limpia

    La gelatina es un producto natural, no requiere un número E (con el que se identifica a los aditivos), está libre de transgénicos (OMGs), es hipoalergénica y por lo tanto es el producto ideal para cualquier cápsula o comprimido especialmente en lo que se refiere a contar con una etiqueta limpia.

  • Cumple todos los requisitos

    En teoría, las alternativas a la gelatina deben presentar tres propiedades básicas: ser un excelente polímero filmógeno (formador de películas), tener buenas propiedades como formador de gel y disolverse perfectamente a temperatura corporal. No obstante, solo las cápsulas de gelatina cumplen con el alto grado de precisión de dimensiones de cápsula requerido a la vez que mantienen una alta productividad en los equipos de cápsula.

  • Alta biodisponibilidad

    Las cápsulas de gelatina se caracterizan por su alta biodisponibilidad. Esto significa que el fármaco puede ser reabsorbido rápidamente por el cuerpo humano.

Salvavidas en medicina

En medicina de urgencias, la gelatina se utiliza como materia prima para fabricar sustitutos sanguíneos, como los expansores plasmáticos. Esto aumenta la cantidad de fluido en el torrente sanguíneo, previniendo la aparición de un shock hipovolémico. Como agentes hemostáticos locales, las esponjas y finos recubrimientos de gelatina llevan mucho tiempo utilizándose en el campo quirúrgico (por ejemplo, en cirugía de la cavidad bucal y oftalmológica, urología o ginecología) y para el tratamiento de heridas en cirugía dental. La composición estructural de las esponjas de gelatina facilita la absorción de grandes cantidades de sangre, permitiendo que el nuevo tejido crezca dentro. Dado que el cuerpo puede reabsorber completamente en pocos días estas esponjas o finos recubrimientos, se pueden dejar en la herida sin ningún efecto negativo.

Seguridad

Existen unos requisitos adicionales para el uso de la gelatina con fines farmacéuticos. Dichos requisitos han sido definidos en normas específicas que estipulan que la gelatina destinada a estos fines debe cumplir tanto la normativa vigente para la gelatina comestible, como las disposiciones relativas a medicamentos y productos médicos. La Farmacopea Europea enumera otros requisitos específicos para la fabricación de gelatina farmacéutica y para los atributos de calidad física, química y microbiológica del producto terminado. Las gelatinas destinadas a la industria farmacéutica deben, además, someterse a certificación a través de la Dirección Europea de la Calidad de los Medicamentos (EDQM).

La gelatina en el sistema sanitario
  • Medicina de urgencias

    La gelatina se utiliza como materia prima para la producción de sustitutos de la sangre como los expansores de plasma. Son productos farmacéuticos líquidos que contienen gelatina y sales minerales. Ayudan a estabilizar el sistema circulatorio cuando hay pérdida de sangre o de plasma, como por ejemplo durante una operación quirúrgica

  • Aplicaciones quirúrgicas

    Las esponjas y películas de gelatina tienen una larga historia en el campo de la cirugía. Como productos hemostáticos locales permiten la absorción de sangre y posibilitan también la creación de tejido nuevo en productos de gelatina durante la cicatrización de heridas.

  • Excipiente farmacéutico

    En tecnología farmacéutica la gelatina actúa como agente aglutinante para el granulado húmedo de mezclas en polvo o como agente espesante para productos grasos. Las cápsulas duras y blandas son los campos de aplicación más importantes.