Calidad de producto del más alto estándar

La gelatina es una proteína de colágeno pura que se obtiene de materias primas animales. La mayor parte de la gelatina que se produce en Europa viene del cerdo. Otros tipos de gelatina se elaboran a partir de materias primas de vacuno o pescado. Los altos estándares de calidad para la gelatina se garantizan mediante la elección de las materias primas y del proceso de producción.

Materias primas de alta calidad

La producción de la gelatina se basa en una cuidadosa selección de materias primas para garantizar que se cumple con los estándares de seguridad y calidad. Los fabricantes europeos de gelatina utilizan solo materias primas de animales sanos: cerdo, reses y pescado. Además, todas las empresas GME (asociación de fabricantes de gelatina de Europa) han obtenido el certificado ISO 9001 y cumplen con los estándares APPCC (HACCP). Así, la industria de la gelatina es uno de los sectores mejor estructurados y controlados en Europa.

Aproximadamente el 80 por ciento de la gelatina comestible producida en Europa está hecha a partir de pieles de cerdo y el 15 por ciento de tejido conjuntivo, que es una capa delgada de la piel de las reses que contiene colágeno y se encuentra entre la epidermis y la capa subcutánea. El restante 5 por ciento de la gelatina proviene de pescado y huesos de porcino y bovino.

Existen detalladas disposiciones legales europeas que regulan el sacrificio de animales, así como el control y licencia de procedimientos a través de agencias gubernamentales. Todas las materias primas se inspeccionan con regularidad para certificar su seguridad y origen. Los animales provienen solo de mataderos con licencia y son examinados previamente por veterinarios. Para fabricar gelatina solo se utilizan las materias primas que han sido previamente aprobadas para el consumo humano. Dicho de otro modo, la carne que el consumidor compra proviene del mismo animal sano que la materia prima utilizada para hacer gelatina.

  • La gelatina comestible debe cumplir los requisitos establecidos por la normativa sobre gelatina comestible y también está sujeta a la legislación alimentaria.
  • La gelatina comestible debe cumplir los requisitos establecidos por la normativa sobre gelatina comestible y también está sujeta a la legislación alimentaria.

 

 

Proceso de producción de alta tecnología

En las plantas de fabricación de las empresas que forman parte de la GME (asociación de fabricantes de gelatina de Europa), la gelatina se produce en un proceso complejo que consta de varias etapas, utilizando equipamiento industrial de alta tecnología. El material de origen es el tejido conectivo de cerdos, reses o pescado. La proteína de colágeno se separa de la piel y huesos de cerdos, terneros o ganado vacuno y se convierte en gelatina. El producto final, la gelatina, es una proteína pura de alta calidad.

Se eliminan en primer lugar las grasas y los minerales de las materias primas. Después se utilizan dos métodos diferentes de tratamiento previo, dependiendo de la materia prima y de la aplicación para la que se va a utilizar la gelatina.

Proceso alcalino

El tejido conectivo bovino tiene una alta densidad de interconexiones y por lo tanto se trata previamente con una solución alcalina durante varias semanas. Esto modifica ligeramente la estructura del colágeno. Tras este tratamiento, el colágeno es soluble en agua tibia y puede así separarse del resto de las materias primas.

Proceso ácido

El tejido conectivo porcino colagenoso no tiene tanta densidad de interconexiones. En este caso, la extracción de colágeno es posible mediante un tratamiento de un día con ácido seguido de neutralización y un lavado exhaustivo para eliminar las sales.

Las materias primas tratadas previamente se mezclan con agua potable caliente y se extraen en un proceso de varias etapas. La temperatura del agua caliente es un parámetro para la consistencia o poder gelificante: a temperatura más baja del agua, mayor poder gelificante, o valor Bloom, de la gelatina extraída.

Se eliminan los rastros de grasa y fibras finas de las soluciones extraídas en separadores de alto rendimiento. Al igual que en la industria de las bebidas, incluso las partículas más finas se eliminan mediante filtración. En un último paso de purificación, se eliminan calcio, sodio, ácidos residuales y otras sales de la gelatina.

La solución de gelatina se concentra en un sistema de evaporación al vacío y se espesa hasta obtener una masa de consistencia similar a la miel.

Las soluciones de gelatina altamente concentradas se esterilizan, enfrían, cuajan y secan en estrictas condiciones de higiene. Este proceso da como resultado “fideos de gelatina” que se muelen tras secarse para obtener granos.

La calidad y pureza de la gelatina se garantiza mediante exhaustivos controles de calidad en el laboratorio. Todos estos pasos son indispensables en la producción de gelatina y se utilizan desde hace décadas para fabricar gelatina de alta calidad.