Para fotos e impresiones

Postres de gelatina, áspic o cápsulas farmacéuticas -eso es lo que le viene a la mente a la mayoría de las personas cuando piensan en la gelatina-. Menos conocido, sin embargo, es el importante papel que juega la gelatina en la fotografía, la radiología e incluso el arte.

Imágenes con gelatina

Gracias a la gelatina se pueden producir, a escala industrial, películas amateur, papel de colores, películas gráficas y de rayos X. La fotografía en emulsión de plata es la base para el revelado analógico de películas fotográficas en blanco y negro y de rayos X. El material fotográfico de sal de plata está compuesto de una película o papel con hasta 15 capas de recubrimiento que contiene gelatina. La gelatina actúa ahí como agente aglutinante para los haluros de plata sensibles a la luz. Por sus propiedades para hincharse, las esencias fotográficas pueden penetrar en las capas y volver a eliminarse mediante lavado. La gelatina juega un papel importante en esta compleja tecnología de substratos.

In the picture with gelatine

Puede formar una solución cuando se calienta, gelifica de nuevo cuando se enfría y se estabiliza una vez que se elimina el agua. La gelatina tiene las propiedades necesarias para producir películas fotográficas de alta sensibilidad, principalmente películas de color y rayos-X que requieren un grado de sensibilidad especialmente alto.

Gelatina y radiología

La radiológica es una película en blanco y negro de gran formato, normalmente con un revestimiento de doble capa para aumentar su sensibilidad. Las capas de emulsión contienen haluros de plata incrustados en gelatina. La película se protege de la radiación de la luz dentro de un cartucho que también contiene pantallas que se iluminan cuando se exponen a la radiación de los rayos X. Lo que se hace visible en la película depende de la cantidad de radiación que sea absorbida por el cuerpo del paciente, que está situado entre la fuente de rayos X y el material de la película fotográfica.

La gelatina en la fotografía analógica y digital

La gelatina también se utiliza para hacer impresiones en papel: el papel fotográfico es un material revestido, sensible a la luz y con una base de papel. Al igual que ocurre con la película fotográfica, las sustancias sensibles a la luz (por ejemplo, haluros de plata o acopladores de color) necesarias para el proceso de revelado fotográfico se incrustan en varias capas de gelatina para protegerlas de daños mecánicos.

Los fabricantes de materiales para películas fotográficas valoran la gelatina como una materia prima insustituible porque no se puede reemplazar por cauchos o polímeros sintéticos. Por otra parte, al igual que los polímeros, puede ser procesada de forma industrial conservando su calidad consistente.

La gelatina juega también un papel importante en la fotografía digital. El “papel fotográfico” cubierto de gelatina utilizado para imprimir imágenes digitales, garantiza colores brillantes y formas nítidas.

La gelatina en aplicaciones de inyección de tinta y en la impresión artística

Aquí, el recubrimiento de gelatina no se utiliza para proteger las sustancias sensibles a la luz. Sus propiedades para hincharse se utilizan, en cambio, para permitir que el papel absorba la tinta de impresora soluble en agua. La tinta queda atrapada en la capa de gelatina seca sobre el papel impreso con inyección de tinta, que queda protegido así de la influencia de la luz solar y el ozono. Los colores de los papeles impresos con inyección de tinta palidecerían sin una capa de gelatina.

Además, varios procesos fotográficos alternativos utilizan la gelatina como portadora de la capa de pigmentos o sustancias químicas. Estos procesos se utilizan fundamentalmente en la fotografía artística y en reproducciones gráficas para obtener impresiones de alta calidad.

La gelatina en la pintura y como attrezo

Durero, William Turner y Vassily Kandinsky aplicaban la pintura de acuarela con tanta destreza como los antiguos egipcios. Mientras que los artistas del Nilo trabajaban con pigmentos naturales bastante toscos, disueltos en una solución de goma arábica sobre una base caliza, en la actualidad se utilizan pigmentos muy finos que penetran en las fibras de papel. Agentes aglutinantes como la goma arábiga, productos sintéticos o la gelatina se utilizan para ligar los pigmentos en un color homogéneo.

Para garantizar que los finos pigmentos de color no penetren demasiado en el papel y “desaparezcan”, al papel de acuarela se le recubre de una fina capa sumergiéndolo en un baño de gelatina. Este recubrimiento le da también un ligero brillo a las pinturas.

La amplia gama de aplicaciones de la gelatina ha inspirado a artistas de todos los géneros desde tiempos inmemoriales. Las producciones teatrales y cinematográficas también aprovechan sus propiedades de diseño flexible. Así, los artistas de maquillaje en teatro y cine utilizan gelatina teñida para crear heridas realistas o personajes de fantasía. Los órganos, por ejemplo los que se ven en las populares series sobre hospitales o policíacas, a menudo están hechos de gelatina.